Playa Venao: surf, relax y desconexión

Estando en Costa Rica unos chicos del hostel, al enterarse que íbamos a Panamá, nos recomendaron ir a Playa Venao. Así que mientras estábamos en Bocas del toro, empezamos a mirar la manera de llegar allí, ya que queda un poco apartado.
Vimos que había la posibilidad de llegar mediante un transporte privado, pero costaba 65 dólares por persona, así que buscamos como ir en transporte público, aunque era más complicado y largo.

Después de ir en Ferry hasta Almirante, nos dirigimos en taxi (1 dólar por persona), hasta la terminal de autobuses, donde por 8,45 dólares nos llevaron hasta David. Una vez en David hay que coger otro autobús hasta Divisa, éste nos costó 9,5 dólares. En Divisa el autobús para en la carretera, allí mismo pasan buses a Chitré (procedentes de Santiago), desde donde luego se puede llegar a Las Tablas. Hablando con gente de allí nos recomendaron andar un poco más adelante girando a la derecha, pasada la gasolinera que queda al lado, y colocarse en una parada de bus que hay debajo de un puente, donde pasan buses procedentes de Panamá y Santiago. Hay uno que va directo a Las Tablas, si no, como hemos dicho antes, se puede ir a Chitré y de allí a Las Tablas, que es lo que tuvimos que hacer nosotras. Cada bus nos costó 2,5 dólares.

Desde Las Tablas sale un bus directo a Playa Venao, pero sólo sale uno al día. Si no se llega a éste se deberá ir a Pedasí y de allí a Playa Venao. Nosotras hicimos noche en Las Tablas ya que ese autobús sale al mediodía y llegamos por la tarde. Nos alojamos en la Mansión Juliana, un pequeño hotel regentado por unos italianos y el cual recomendamos.
De camino al hotel conocimos a Diana, una vecina que enseguida se presentó y nos preguntó de donde éramos, donde íbamos… nos ofreció pasar a su casa para darnos unos mangos, al final decidimos que pasaríamos después de ir al hotel a dejar las cosas y ducharnos. Más tarde pasamos a saludarla, desde el primer momento nos abrió las puertas de su casa, nos estuvo contando todo sobre ella, y nos dio una buena bolsa de mangos, no sin antes invitarnos al día siguiente a comer a su casa.

Al día siguiente, tal como habíamos quedado con Diana, fuimos a su casa donde había cocinado comida típica. Pasamos un buen rato con ella, hasta que tuvimos que ir a coger el bus hacía Playa Venao, eso sí, nos fuimos con otra bolsa esta vez de aguacates! Sin duda alguna, la gente que te vas encontrando, es lo que hace grande el viaje. Gracias Diana por tratarnos como uno más de la familia, abriendo las puertas de tu casa y ayudándonos en todo lo que estuvo en tu mano.

Después de comer nos fuimos hacia donde salía el bus hacia Playa Venao, en teoría sale a las 13.30h aunque recomendamos ir con tiempo ya que a veces cuando se llena el bus, éste se va, sea la hora que sea…
Aquí os dejamos un mapa de donde se encuentran las distintas paradas en Las Tablas.

Nosotras cuando llegamos a la parada el bus acababa de salir y eran las 13h. Como pudimos, porque íbamos cargadas con toda la comida para esos días en Playa Venao (solo hay una tiendecita allí y es bastante cara, con lo que recomiendan llevar la comida), empezamos a correr para alcanzarlo. En este pagamos 4 dólares por persona. Muchas veces el conductor para en un mini super que hay por el camino para que la gente compre y donde aprovechamos para comprar unos huevos y algo de bebida. El trayecto fue muy divertido y aprovechamos para hablar con la gente local.
Finalmente llegamos a Playa Venao habiendo gastado unos 56 dólares las 2 juntas, menos de lo que pedían sólo por una persona…

Y en el momento que llegas allí y ves sus paisajes te das cuenta que todo el esfuerzo valió la pena… Playa Venao es destino obligado para los amantes del surf, un lugar idílico donde relajarse, ver inolvidables atardeceres y desconectar de todo… Nosotras nos alojamos en el Selina, allí cada día organizan alguna actividad como yoga, cine al aire libre, karaoke, talleres… Y los fines de semana organizan grandes fiestas. Así que si buscáis mas relax mejor ir entre semana.
Playa Venao es de esos lugares que se quedan grabados en la retina y en el corazón…

Marcar el Enlace permanente.

4 comentarios

  1. Ooh nena! Al final valió la pena hacer el camino largo, conocisteis una gran persona y os salió mucho más económico.

  2. Pura vida. Esto si que es vivir

    • Pura Vida Xavi!!! De eso se trata, de VIVIR ;). En res estàs per aquí descobrint la Pura Vida! Petons!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *